INVESTFAM

INVESTFAM

El objeto de estudio de este proyecto de investigación es el análisis de la institución familiar en perspectiva y de manera interdisciplinar. Atendiendo a sus orígenes, su historia, su actualidad y realidad, y también la imagen que se ofrece de ella, para intentar concluir con las experiencias de futuro que tiene como tal institución.

La hipótesis de partida es la constatación de cómo el papel de la familia se revela como absolutamente necesario en el desarrollo de cualquier sociedad, y circunstancias como las que vivimos actualmente ponen de manifiesto aun con mayor claridad lo esencial que resulta la familia en la construcción del entramado social, pero también en el desarrollo de las personas y su bienestar, considerando este de manera particular (Sánchez Cámara, 2001). No es casualidad que en todas las encuestas realizadas la institución que sigue siendo más valorada es la familia. La familia es una institución secular, que existe desde que el hombre es hombre. Desde ese primer momento acredita el bien objetivo que supone para la preservación de la propia vida, para la continuidad de la especie, para la construcción de la sociedad, y en ella de sociedades fuertes y arraigadas, y para el desarrollo personal de cada sujeto. En la época actual el ritmo de cambio y modificación de las distintas sociedades se ha acelerado de manera exponencial. Especialmente en la sociedad occidental desarrollada y tecnológica. Tanto es así que, muchos autores hablan de sociedad líquida haciendo referencia a los permanentes cambios y la capacidad de adaptación (o de inestabilidad) que se vive en ella (Bauman, 1999). Es indudable, por tanto, que asistimos a un mundo cuyos adjetivos principales son tecnológico, técnica o progreso.

En este orden de cosas uno de los problemas queremos destacar y que asola a nuestra sociedad es la intolerancia a la diferencia sexual, sobre todo, si se argumenta que esa diferencia tiene base natural (Anatrella, T, 2011). La paternidad y la maternidad son esenciales en la vida familiar, en la forja del carácter y en la estabilidad de los hijos. La identidad del varón ha entrado en crisis, pero también una mala intelección de la maternidad, de modo que los roles paternidad y maternidad se han difuminado. Y, sin embargo, el hombre no se sabe construir a sí mismo sin la mujer y viceversa (Calvo Charro, 2014). Padre y madre, por lo tanto, deben vivir uno su papel en plenitud. Los hijos te hacen padre o madre y necesitan de las dos figuras para su estabilidad psíquica, social y personal.

Miembros

IP:   Elio A. Gallego García

  • Carmen Fernández de la Cigoña Cantero
  • Carmen Sánchez Maíllo
  • Ondina Vélez Fraga
  • Juan Luis Orellana y Gutiérrez de Terán
  • Fernando Bonete Vizcaino
  • Carlos Pérez Fernández-Turégano
  • Hipólito Sanchiz Álvarez de Toledo
  • Gonzalo Sanz-Magallón Rezusta
  • María Teresa Díaz Tártalo
  • Fernando Nistal Gónzalez
  • Lucía Vallejo Rodríguez